Historia de la red


INTRODUCCIÓN

La historia sísmica del norte de Baja California y la porción occidental del estado de Sonora indica que las principales fallas de esas áreas han generado sismos de magnitud hasta de alrededor de 7. Temblores con ese tipo de magnitudes se han asociado a fallas como las de San Miguel, Cerro Prieto, Imperial y más recientemente al sistema de fallas que se extiende de las Sierras El Mayor-Cucapah hasta el Delta del Río Colorado. Por tanto, la ocurrencia futura de sismos de magnitud similar en esa región es completamente factible. Tales sismos pueden ocasionar daños de consideración en ciudades como Mexicali, Tijuana, Ensenada, Tecate y en algunos poblados ubicados al norte de la frontera internacional entre las dos Californias. Con el propósito de registrar las aceleraciones del terreno causadas por sismos de la región, la Red de Acelerógrafos del Noroeste de México (RANM) ahora RESNOM-Movimientos Fuertes (RESNOM-MF) se ha mantenida en funcionamiento durante los últimos 35 años. Actualmente la red consiste en 42 acelerógrafos digitales instalados en campo libre, a lo largo de las principales fallas geológicas de la región. Desde el inicio de sus operaciones hasta el presente, las estaciones de RESNOM-MF han registrado datos de sismos importantes, entre los que destacan los sismos del Valle Imperial (15 de Octubre de 1979, Mw 6.5), el de Victoria (9 de Junio de 1980, Mw 6.3), el de El Mayor-Cucapah (4 de Abril de 2010, Mw 7.2) y varios sismos menores con magnitudes momento de entre 5 y 6.

ANTECEDENTES Y ESTADO ACTUAL DE LA RED

La Red de Acelerógrafos del Noroeste de México inició su funcionamiento a partir de 1976, como un proyecto de cooperación entre la Universidad de California, San Diego (UCSD) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En 1984, Luis Munguía Orozco, investigador del Departamento de Sismología, del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) asumió la responsabilidad del mantenimiento de la red conjuntamente con personal técnico de UCSD. A partir de 1987 el CICESE asumió la responsabilidad absoluta de la operación de la red. Con el apoyo económico del CICESE y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), a partir de 1990 se inició la modernización de la red con equipos digitales modernos. Actualmente, las estaciones de RESNOM-MF están equipadas con acelerógrafos digitales instalados en campo libre y a lo largo de las principales fallas geológicas. Las estaciones utilizan acelerógrafos Kinemetrics, Modelos Altus K2 y Altus Etna, y Geosig, Modelo GMS-18. Todos los equipos tienen escalas de +/- 2g y registran 200 muestras por segundo en cada canal. Seis estaciones transmiten la información, vía internet, al CICESE en tiempo cuasi-real.